domingo, 1 de abril de 2012

Willy Toledo

 Yo no pienso, pues, hacer ningún daño, queriendo vivir fuera del rebaño (Georges Brassens)

¿En qué país vivimos si un ciudadano que no piensa dentro de los parámetros de la mayoría es demonizado por unos y por otros? ¿Qué clase de democracia estamos alimentando si un ciudadano aparece en las portadas de los periódicos, como detenido, horas antes de que en realidad fuese detenido? ¿Estamos seguros de que no hay ninguna predisposición a detener impunemente a un ciudadano por ser quien es? ¿Qué medios de comunicación nos "informan" si su parcialidad les permite acribillar a un ciudadano por el mero hecho de no alinearse ideológicamente con el sistema político vigente? ¿Cuándo podrá un actor, un artista, un ciudadano cualquiera opinar, saliéndose del rebaño, sin ser puesto ante la justicia de la manera más injusta que pueda uno imaginarse en una democracia occidental?

3 comentarios:

  1. Así es desde siempre se ha criticado a todo aquel que se sale fuera del rebaño.
    No les interesa que tengamos una opinión propia y que seamos personas formadas pese a que tengamos libertad de expresión.

    Muchas veces creo que es mas por miedo a lo desconocido que otra cosa,pero bueno siempre he pensado que cada uno es libre de ser como quiera siempre que respete a los demás.Lo malo es que hay veces que no se respeta lo de los otros.

    Ya lo dice la canción de Serrat ¨quién se sale del rebaño destierro y excomunión¨

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón a Jesús Gil o Federico J. Losantos les pasó lo mismo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te equivocas. a esos dos los condenaron.

      Eliminar