viernes, 5 de agosto de 2011

Greguerías

La greguería, como todo el mundo sabe, es un género inventado en la primera década del siglo pasado por Ramón Gómez de la Serna. Según su creador, la greguería obedece a la siguiente fórmula:
Greguería= Metáfora + Humorismo
Es cierto que no todas las gregerías se rigen por dicha fórmula, pero, en general, prácticamente todas esconden una metáfora (recurso literario tan en boga en el primer tercio del siglo XX). Algunas se impregnan de lirismo, otras son un simple juego de palabras...
Este género, que Ramón cultivó durante toda su vida, ha tenido seguidores que, sobre la base de la greguería, han creado su propio género: los aerolitos de Carlos Edmundo de Ory, los poemigas de Luis Eduardo Aute, etc.
Desde hace unos años, exijo a mis alumnos de 2º de bachillerato en el examen de las vanguardias del siglo XX  la creación de una greguería. He aquí una selección de ellas:

- Torre de Babel = Torre de papel (Daniel Fustillos)
- La economía es una torre de Babel, se acaba cayendo (Fco. José Muñoz)
- Las mujeres son pulpos terrestres, con dos brazos visibles y seis invisibles (Lara Pizarro)
- Torre de Babel: escalera para visitar a Dios (María Vergara)
- El televisor es una pequeña forma de ver las mentiras del mundo (Mercedes Mateos)
- Huevo frito: pollo inacabado (Nuria Laso)
- Las saunas son los pulmones de un fumador (Julia Isabel Gómez)
- Televisor: ventana al esperpento (Miguel Berciano)
- Torre de Babel: el paraíso de Carod Rovira (Miguel Berciano)
- Lámpara de araña: pulpo que se tragó una linterna (Miguel Berciano)
- Pulpo: muela con varias picaduras (Sara Ramírez)
- El pulpo es la fregona del mar (Alejandro Gordillo)

Desocupado y estival lector: ¿te animas a crear y compartir una greguería de tu cosecha?

2 comentarios:

  1. juan gabriel garcia5 de febrero de 2012, 22:58

    Ahí te mando yo una greguería que no se ajusta a la ecuación que aparece en el prólogo del libro de Ramón Gómez de la Serna. Creo que ya me la has oído, de todas formas.

    La pesa de la olla exprés silba el amor de las madres en el hogar.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Juan, por tu participación. Espero verte más a menudo por aquí.
    La greguería es tan tierna como tú. ¡Cómo se te nota el poso poético de tus lecturas...!

    ResponderEliminar