jueves, 19 de septiembre de 2013

Etimologías inciertas (I). Culpable


Desde hace tiempo me viene rondando por la cabeza la idea de comenzar una nueva serie dentro del blog. Desde siempre me han encantado los diccionarios; tengo un montón en casa. La etimología (científica o popular) también me parece una disciplina interesantísima. He tenido apasionantes charlas en los recreos del instituto con mis compañeros Pedro y Concha, profesores ambos de latín y griego, intentando desentrañar la etimología de alguna palabra que se nos cruzaba en el camino.
Algunas de las palabras que irán desfilando por aquí serán ocurrencias mías; otras, por el contrario, las habré escuchado al vuelo o leído en algún sitio. En resumen, querido lector, me gustaría que comentaras lo que te parezca pertinente de la miniserie que hoy empezamos. Espero que sea de tu agrado.

Culpable:
Esta se la cojo prestada a José Antonio Pascual en su libro No es lo mismo ostentoso que ostentóreo. Si nos fijamos en la construcción de ciertas palabras en español que usan el sufijo “-ble”, veremos que su significado es el de “que puede ser…”; así en “legible” (que se puede leer), “comestible” (que se puede comer) o en “extensible” (que se puede extender). Sin embargo, la palabra de la que nos ocupamos hoy ha tenido una deriva extraña. Cuando decimos que alguien es culpable, no queremos decir que “puede tener culpa”, sino que “tiene culpa”. Es decir, en este caso, el sufijo “-ble” ha perdido su sentido de posibilidad. ¿Conoces, querido lector, algún otro caso parecido?

4 comentarios:

  1. Se me ocurre uno: intolerable. Pero claro, tiene truco, porque es la negación de tolerable, que responde a la regla que expones.

    ResponderEliminar
  2. Y a mí se me ocurre ESTABLE. Un abrazo, vv

    ResponderEliminar
  3. Pues, es cierto. No lo había pensado. "Estable" no significa "que puede estar", sino que "está quieto". Ha perdido, efectivamente, su sentido de posibilidad.

    ResponderEliminar
  4. Me hace inmensamente feliz que hayas dedicado una sección a las etimologías porque me encantan.
    Saludos desde Valencia!

    ResponderEliminar